Para escuchar haga click
y espere un momento

 

UNIDAD 2

Como NO se contagia el VIH-SIDA
( página 1 | página 2 | página 3 )

¿CÓMO SE DETECTA LA INFECCIÓN?

La infección se detecta mediante un sencillo análisis de sangre. Aquí se observan los anticuerpos que el sistema inmunitario produce como respuesta al VIH. Dicho análisis debe realizarse transcurridos al menos tres meses desde la última práctica de riesgo. Si resulta positivo, la persona está infectada, es "seropositiva".

Si por el contrario, el análisis de la persona que tiene dudas resulta negativo, el médico decidirá si es conveniente repetir el análisis algunos meses más tarde, para asegurarse de que la persona no está infectada.

El diagnóstico de la Infección

El diagnóstico de la infección por VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) se realiza mediante un test de laboratorio. El test consiste en buscar anticuerpos frente al VIH en una muestra de sangre procedente de la persona que estamos estudiando. La presencia de anticuerpos indica que existe infección.

Los anticuerpos son sustancias que el sistema inmune fabrica para defenderse de cualquier elemento extraño (antígeno). Cuando un elemento penetra en nuestro organismo y no es reconocido como propio se fabrican anticuerpos para defendermos de ese posible agresor.

Por tanto, podemos fabricar anticuerpos contra una gran cantidad de agentes infecciosos, pero también contra elementos no infecciosos sí, son reconocidos como extraños. Así, por ejemplo, cuando un paciente con sangre Rh negativa recibe sangre Rh positiva, la reconoce como extraña y fabrica anticuerpos contra ella.

Otro dato importante es que los anticuerpos fabricados son específicos, es decir, que sólo sirven para luchar contra los agentes que han provocado su fabricación; así, por ejemplo, los anticuerpos fabricados contra el virus de la varicela sólo son eficaces contra este virus y no sirven para luchar contra los virus de la hepatitis.

Por tanto, y en relación con los anticuerpos, deben quedar tres conceptos muy claros:

1. Los anticuerpos son elementos fabricados para luchar contra cualquier elemento extraño.

2. Se pueden fabricar anticuerpos contra agentes infecciosos y contra agentes no infecciosos.

3. Los anticuerpos son específicos, o sea, sólo sirven contra el antígeno que provocó su síntesis.

Cuando el VIH penetra en el organismo, se fabrican anticuerpos para luchar contra diferentes partes del virus. Estos anticuerpos pueden ser detectados en el laboratorio, con lo cual la presencia de anticuerpos frente al VIH indica infección por este virus.

Cuando queremos saber si un paciente se encuentra infectado por el VIH buscamos anticuerpos específicos en una muestra de sangre mediante una técnica de laboratorio denominada ELISA.

No es necesario conocer el fundamento de esta técnica ni cómo se realiza en el laboratorio, pero sí es necesario saber dos aspectos importantes:

1.   Cuando el resultado es negativo, o sea que no hay anticuerpos frente al VIH, debe excluirse la infección y no habrá que realizar ninguna prueba adicional. De hecho esta es la técnica empleada en los bancos de sangre con los donantes.

2.   Cuando el resultado es positivo debe realizarse un test para confirmarlo. Una falsa positividad es muy difícil, pero no imposible, por lo que un test de ELISA positivo precisa un test posterior de confirmación.

     El test de confirmación más ampliamente empleado es el Western-blot que detecta anticuerpos frente a diferentes antígenos del virus. Por tanto, podemos decir que un ELISA negativo indica que no existe infección, mientras que un ELISA positivo, junto con un test confirmatorio positivo, indica que existe una infección por el VIH.

Progresión de la enfermedad del SIDA

La persona infectada con el VIH puede comenzar a mostrar signos de enfermedad después de seis meses o al cabo de muchos años. Estos signos son comunes a muchas otras enfermedades y no pueden usarse por sí mismos para diagnosticar el SIDA. La progresión de la enfermedad sigue varias etapas:

-Contagio. Es el paso del VIH de una persona infectada a otra que no lo está.

- Etapa infecciosa. Se inicia cuando el VIH entra al cuerpo de una nueva víctima, incorporándose a su sangre.

-Etapa de incubación. Va desde el momento en que la incubación es producida y el tiempo durante el cual el VIH logra desarrollarse plenamente, hasta que empiezan a aparecer los signos y síntomas de la enfermedad.

Etapa de complejidad. Es conocida como Complejo Relacionado al SIDA (CRS). Se caracteriza porque aparecen signos y síntomas de enfermedades en una forma dramática y destructiva.

-Etapa de completa expresión del SIDA. Se caracteriza porque el SIDA se manifiesta en su más franca y completa magnitud. Enfermedades oportunistas de tipo infeccioso y tumoral se agregan a esta etapa. Después de iniciada esta etapa, el paciente puede sobrevivir cerca de dos años.

-Etapa terminal del paciente con SIDA. La condición física, mental y anímica se deterioran en extremo. Las funciones vitales se agotan rápidamente. Es la etapa más cercana al final de esta horrible enfermedad.